“Por primera vez en esta sección de “Weekend Reasoning” que edito, el título del artículo no se plantea en términos de una pregunta. Por lo general, de hecho, trato de poner en el plato un tema sobre el cual hacer pensar a los lectores, tal vez dando mi opinión personal entre líneas, pero dejando espacio para cualquier posible interpretación y evaluación del problema propuesto. Esta vez empiezo con una afirmación, revelando así de an-temano el resultado de mi razonamiento. Quizás me equivoque, ¡y cómo no!. Pero al menos desde el principio, la intención queda clara. La restricción tiene un valor. Pero, ¿de qué restricción estamos hablando? Profundicemos”